Malos olores en el baño (parte 1)

Malos olores en el baño (parte 1)

No hace mucho reformamos un baño que tenía graves problemas de olores. Nuestros clientes nos dijeron que habían probado de todo, pero no habían conseguido eliminar el típico hedor a “alcantarilla” que manaba del cuarto de baño.

Nos ha parecido un tema lo suficientemente importante para escribir sobre ello, pues a lo largo de nuestra experiencia profesional, nos hemos encontrado demasiados cuartos de baño con este mismo problema.

Lógicamente, ese olor proviene de la red de saneamiento del edificio. Sin embargo el origen o el motivo que lo produce suele variar dependiendo el caso. Por ello, es importante conocer el funcionamiento de una red de saneamiento para encontrar la causa.

FUNCIONAMIENTO DE UNA RED DE FECALES.

Toda edificiación tiene una instalación de saneamiento que sirve para la evacuación de aguas residuales producidas como resultado de la actividad humana. La descarga de dichos residuos se realiza por gravedad hacia los conductos generales verticales (las famosas bajantes), para acabar vertidas en la red re alcantarillado de la ciudad, o en una fosa séptica si dicha red no existe.

La conexiones a la bajante, como normal general, se realizan de la siguiente manera: el inodoro (que deben ubicarse del modo más próximo a la bajante, considerando una distancia que no supere a 1 metro de la línea de la bajante) lleva su propio sifón, por lo que estará conectado directamente a la bajante, mientras que el resto de elementos del baño(lavabo, bidé, bañera y ducha) estarán conectados a un bote sifónico. No obstante, en ocasiones podemos omitir el bote sifónico colocando sifones individuales a cada uno de los aparatos.

Las bajantes deben de estar ventiladas, con el fin de que por dicha ventilación puedan evacuarse los malos olores.

FUNCIONAMIENTO DE LOS SIFONES O CIERRES HIDRÁULICOS.

La red de fecales, como hemos comentado en el punto anterior, desemboca en la red de alcantarillado o en una fosa séptica, por lo que, además de verter los desechos, conduce los malos olores hacia las viviendas. El sifón, como se puede apreciar en los dibujos que ilustran este post, genera una barrera de agua que frena la filtración de olores hacia la vivienda.

El funcionamiento es sencillo, cuando se produce la descarga (tirar de la cadena, vaciar la bañera, etc…), se arrastra el agua sucia y en el sifón queda sólo agua limpia.

FALLOS EN LOS SIFONES.

En primer lugar, es muy recomendado (más que para evitar malos olores, para evitar atascos) es mantener las tuberías y los sifones limpios. Un mínimo mantenimiento realizado por nosotros mismos, nos evitará problemas en un futoro.

BAJANTE MAL VENTILADA.El problema más habitual dentro de los malos olores de un baño se produce por culpa de una mala ventilación en las bajantes. Toda bajante, debe de estar ventilada en su parte superior. Cuando esta ventilación es insuficiente (mala circulación del aire o una sección del conducto de ventilación demasiado pequeña) se suele producir una depresión que arrastra el agua de los sifones, dejándolos vacíos. Esto sucede, por ejemplo, cuando se echa por el inodoro un cubo lleno de agua; es tal la cantidad de agua, y la fuerza con la que ésta se vierte, que se produce un efecto “bolo”, que absorbe el agua de los sifones. Para solucionar este problema, basta con facilitar la entrada de aire a la bajante. Existen válvulas de aireación especiales para esto, que colocándolas en la parte superior de la bajante soluciona gran parte del problema.

Este no era el problema de nuestros clientes, pues ellos tenían siempre llenos los sifones. ¿Entonces de dónde provenían los malos olores? Lo veremos en un próximo artículo.

No Comments

Post A Comment

A %d blogueros les gusta esto:
UA-19875133-1